Trucos para que dure tu color de labios

1/9/2014 | Comentarios: 77

Pocas cosas hay tan feas como una marca de carmín en una copa. Tampoco es aconsejable ir dejando tatuados tus besos a todos los asistentes de una fiesta... incluso existe quien desea que sus labios permanezcan perfectamente maquillados tras lanzarse a chupar la pata de una nécora.

 

APRENDE UN TRUCO DE EXPERTO

Como apuesta segura, tienes los labiales non-transfer, compuestos por un color que no se borra y un bálsamo que consigue mostrar ese color jugoso. Son los llamados de larga duración y muchas marcas de productos asequibles los tienen: Max Factor, L'Oréal Paris Lancôme... El éxito de su fórmula precisa de dar los pasos correctos al aplicarlo. Son éstos:

1. Aplica el color líquido sobre los labios limpios.

2. Espera dos minutos para que se seque y aplica el bálsamo acondicionador.

3. Vuelve a aplicar el bálsamo si es necesario.

4. Se borra con un desmaquillador a base de aceite.

 Según Lewis Amarante, maquillador de Max Factor y pope absoluto del color, sólo hay una forma: maquillarlos con perfilador. "Para ello, necesitas una barra de labios y un lápiz delineador del mismo tono exacto. Jamás más oscuro y tampoco más claro", aclara Lewis, y te propone este paso a paso:

1. Empieza a dibujar el contorno del labio desde el centro y hacia los lados.

2. Cuando ya los tengas perfilados, con el mismo lápiz los rellenas enteros.

3. Pasa el lipstick una vez, deja tu beso marcado en un tisú de papel y vuelve a pasarla.

Y un último consejo: si no quieres cargarte todo el proceso, no pongas brillo ni bálsamo de labios encima.

 

Ahora, si no te atreves a seguir estos trucos, elige tu labial no-transfer:

Según Lewis Amarante, maquillador de Max Factor y pope absoluto del color, sólo hay una forma: maquillarlos con perfilador. "Para ello, necesitas una barra de labios y un lápiz delineador del mismo tono exacto. Jamás más oscuro y tampoco más claro", aclara Lewis, y te propone este paso a paso:

1. Empieza a dibujar el contorno del labio desde el centro y hacia los lados.

2. Cuando ya los tengas perfilados, con el mismo lápiz los rellenas enteros.

3. Pasa el lipstick una vez, deja tu beso marcado en un tisú de papel y vuelve a pasarla.

Y un último consejo: si no quieres cargarte todo el proceso, no pongas brillo ni bálsamo de labios encima.

 



Categorias: Belleza